La rehabilitación energética es una medida para mejorar los edificios y la calidad de vida de las personas que viven y trabajan en ellos.

La rehabilitación energética es una de los procesos más adecuados para renovar los edificios, hacerlos más sostenibles y que se viva mejor en ellos. Nuestro estudio de arquitectura ha desarrollado diferentes proyectos y construcciones en Barcelona y proximidades con resultados muy positivos.

El estudio del soleamiento y el control solar, el aumento del aislamiento en fachadas y cubiertas y un uso eficiente de las instalaciones son partes fundamentales de una buena rehabilitación.

Rehabilitación energética

La rehabilitación energética es una forma de ahorro a largo plazo. Con el paso de los años conseguiremos recuperar la inversión y ahorrar mucho dinero. También existen ayudas de los organismos oficiales para este tipo de actuaciones.

Otra de las ventajas es el aumento del confort para las personas, en un edificio rehabilitado se vive y trabaja mucho mejor. Un edificio donde no hace frío ni calor y hay ventilación e iluminación natural en las espacios principales es un edificio saludable, cómodo y agradable.

No sólo la temperatura y la luz son importantes. Factores como los ruidos, corrientes de aire y materiales desagradables a la vista o al tacto influyen en nuestro confort.

Los edificios saludables también destacan por poseer espacios en los que relacionarse y promocionar la actividad física. Diseñar espacios abiertos con zonas comunes en las que compartir un rato con otras personas es importante para el bienestar. Igualmente, promover el uso de las escaleras y que los usuarios no permanezcan sentados mucho tiempo es una forma de mantener una actividad para el cuerpo.

De este modo, con un buen diseño, unos costes controlados y un buen equipo técnico se puede renovar un edificio completo o incluso una vivienda unifamiliar. Con la rehabilitación energética se consigue extender su vida útil, aumentando su valor y con espacios más confortables.