Las energías renovables en la arquitectura no son el futuro. Son el presente que debe convertirse en un «must have» de nuestros edificios.

En cierto modo, los edificios son como el cuerpo humano: la estructura son los huesos, la fachada es la piel y las instalaciones son como el corazón, pulmones y órganos de nuestro cuerpo. Las energías renovables en la arquitectura son fundamentales.

Tener un sistema de energía eficiente y funcional en nuestras viviendas y construcciones es fundamental. En nuestra oficina de arquitectura 08023 Architects, todos nuestros proyectos incluyen el uso o aprovechamiento de los recursos naturales de forma sostenible.

Nuestros edificios disfrutan de sistemas de energía renovable y limpia. La energía geotérmica que aprovecha el calor de la tierra, la energía solar y la energía del viento para convertirlas en electricidad son algunos ejemplos de energías verdes.

La casa E es una ejemplo del uso de las energías renovables en la arquitectura. Fue la primera casa construida con geotermia en Esplugues de Llobregat

Una buena arquitectura debe estar diseñada para aprovechar las ventajas naturales de su entorno.

Diseñar teniendo en cuenta la orientación, el soleamiento o las corrientes de aire, entre otros, es una forma fácil de diseñar una arquitectura sostenible.

Las energías renovables en la arquitectura son más económicas que las tradicionales. A corto plazo pueden tener un coste mayor y la inversión inicial es mayor pero su rentabilidad crece con el paso de los años. En ocasiones puede tardar hasta 15 años en recuperarse la inversión, pero ¿Cuánto dura un edificio? y ¿Cuánto queremos que dure nuestro planeta?

Las energías renovables son fuentes inagotables con un coste muy reducido o casi nulo. Cada año que las utilicemos estamos ayudando ha construir un planeta mejor, más limpio y más sano para todos.

Cómo se produce el uso de esas energías renovables en los edificios por parte de las personas que los utilizan es crucial. Una energía, por muy limpia que sea, si se malgasta o se utiliza mal es desperdiciada y no ayudará a mejorar nuestro planeta.

Como arquitectos, en todos nuestros proyectos y edificios entregamos un manual de uso sobre cómo utilizar y vivir eficientemente las diferentes construcciones. De esta forma las personas se aseguran de aprovechar al máximo las posibilidades de las energías renovables en la arquitectura diseñada.

¿Y tú? ¿Piensas que nuestros edificios están desaprovechados energéticamente?