Una maravillosa casa en la que disfrutar de la vida

La casa Ripollet es una vivienda entre medianeras muy especial. Especial por las personas que la disfrutan. Han dedicado mucho tiempo a pensar cada rincón y material de la casa.

Casa Ripollet - Vista parque desde el estudio

De este modo han conseguido construir el mejor hogar para su familia. Toda la casa responde a sus gustos y necesidades. Cada detalle se ha estudiado conforme a su funcionalidad, estética, utilidad y presupuesto.

Casa Ripollet - Escaleras y estudio

La casa, construida en ladrillo negro, es un mirador hacia el parque que se encuentra a su lado. Las ventanas son cuadros que enmarcan el paisaje como obras de arte colgadas en la pared.

Casa Ripollet - Salón comedor

La vivienda combina materiales naturales y una arquitectura saludable. Todas las estancias poseen luz y ventilación natural convirtiendo el ambiente interior en espacios agradables y confortables. Baños y cocina aprovechan unos lucernarios para tener una entrada extra de luz natural y una vista poco habitual del cielo.

Casa Ripollet - Cocina y lucernario

Los espacios interiores son amplios y cómodos. El aislamiento extra hace especialmente confortable la casa. Apenas se enciende la calefacción en invierno y la climatización en verano. El buen uso de las energías renovables y el buen diseño hacen que la casa tenga un consumo mínimo.

Casa Ripollet - Escalera

La escalera es el núcleo de la casa. Una chapa plegada y perforada recorre toda la vivienda. Su ligereza permite el paso de la luz en todas las plantas a la vez que no interrumpe las vistas.

Casa Ripollet - Vista desde la última planta

Las habitaciones, grandes y espaciosas, son zonas privadas donde descansar, jugar, pasar el rato. Lugares donde estar bien, lugares donde te quedarías toda la vida.

Casa Ripollet - Habitaciones